sábado, 12 de junio de 2010


Hoy sentí dolor y frustración. Suele sucedérseme cuando hace mucho frio, ya llega la hora de visitar mi casa y azota mi alma una melancolía profunda . Hoy extrañé a una persona que nunca fue mía, una persona que nunca tuve y en la que nunca pude despertar tanta pasión como la que en mí se despertó desde el día en que la conocí. Y cerré mis ojos húmedos bien fuerte, y como una niña pequeña, casi como convencida de la autenticidad de los pensamientos mágicos, creí que llamándolo con mi mente le despertaría de alguna forma el deseo de verme, y que de cierta manera (mágicamente) me contactaría. Me causa tanta gracia como uno se aferra a la superstición, en momentos de debilidad del alma…
En fin, lamentando mi fracaso amoroso, llorando mi soledad y repasando mi ineficiencia a la hora de elegir, mi ineficacia a la hora de encontrar y mi ineptitud a la hora de perdurar (NO VAMOS A HABLAR AHORA DE LOS MOTIVOS), me encuentro rememorando mucho a este ser que me inspiró a realizar los mayores cambios de mi vida. Yo era un ente circulando sin rumbo, sin destino… Esta persona con su pasión por existir, me enseñó que se puede vivir la vida estando vivos… Y si bien es triste y frustrante que tal personaje mágico y magnífico sea transitorio, aún así, es satisfactorio haberlo tenido aunque sea un momento. Asimismo, personajes de este tipo solamente podrían ser mágicos por ser, en parte, transitorios, pasajeros, efímeros… Es la única manera de dejarnos con ganas de más…
Hoy sentí dolor y frustración. Suele sucedérseme cuando hace tanto frio , ya casi voy pa' mi casa. Y pensé en ti. Recuerdo haberte dicho que no soy orgullosa, haber recalcado que si cambias de opinión, aún podríamos volver a encontrarnos… Pues bien, todo sigue igual. Y con mi pensamiento mágico te envío este mesaje.

4 comentarios:

  1. Hola Dueña de Casa! Me encantó este post! Describiste a la perfección lo que me pasa con ses que nunca fue mío (y que me despertó más pasión a mí, de lo que yo a él...). Coincido en que el pensamiento mágico, en ocasiones, pareciera el salvavidas ideal... hasta que una vuelve a la realidad y se da de frente contra ella, y vuelve a ver lo que no quiere mirar...
    Como si me hubieses leído! ;o)
    Te mando un beso y espero que vuelvas a escribir.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  2. hacía tiempo ya que no leía algo tan bueno como esto! me identifique mucho con tu carta! espero que todavía me queden muchas más por leer..esta genial! lo mas bonito es el poder mágico "infantil" que describes y es que a veces nos volvemos como niños peques cuando visitamos el amor...un besitto y una seguidora!

    ResponderEliminar
  3. ¿Y dónde esta la dueña de esta casa, ah?

    ResponderEliminar
  4. Bonito blog, gracias por seguirme. Hago lo mismo sin duda...
    http://escribiendomilhistorias.blogspot.com/

    ResponderEliminar